Adolfo Sánchez Vázquez dona su biblioteca a la UNAM

Periódico La Jornada

Lunes 4 de abril de 2011, p. a12

El pensador y profesor emérito de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Adolfo Sánchez Vázquez, donó a la biblioteca Samuel Ramos su acervo bibliográfico que consta de 4 mil títulos.

Entre aquellas obras que en breve podrán ser consultadas por cientos de lectores, se encuentran dos o tres de los mejores diccionarios filosóficos que Sánchez Vázquez tradujo en su juventud, informó Aurora Sánchez Rebolledo, hija del gran maestro.

La integrante del Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas reveló que hay una gran cantidad de carpetas llenas de manuscritos y material mecanografiado, que se convertirían en sus libros. Por el momento, aclaró, esto último no ha sido tocado, sino hasta que su padre, quien en septiembre próximo cumplirá 96 años, disponga qué hacer.

El deseo del también poeta es que dichos volúmenes sirvan a las siguientes generaciones: “Constituyen una mínima compensación por todo lo que de manera invaluable la universidad me ha dado para ejercer la docencia y llevar a cabo mis investigaciones”, expresó el maestro emérito en la carta enviada a la rectoría para formalizar la entrega de dichos textos, que constituyen casi 80 por ciento del total.

La colección de libros, entre ellos, Los principios de la ciencia, de Eduardo Nicol; La filosofía de la filosofía, de José Gaos; Perfiles filosófico-políticos, de Jürgen Habermas, e Introducción a la lógica dialéctica, de Eli de Gortari, tienen un valor adicional. Algunos de ellos están subrayados y contienen anotaciones de puño y letra del pensador.

También hay libros publicados en México y en España dedicadas al exilio republicano en nuestro país, además de la vasta obra del autor, cuyo título más reciente, Incursiones literarias, fue editado en 2008.

La biblioteca de Sánchez Vázquez se conformó en más de medio siglo, sin perder un carácter libre y espontáneo, vinculado a sus gustos, especialmente de literatura y poesía.

En la biblioteca destaca un librero más pequeño, ubicado en lo que fuera su despacho. Ahí reunió obras que él mismo mandó encuadernar hace años. Son los textos que considera más importantes para su formación: libros de marxismo, literatura y poesía española, de autores como Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Antonio Machado, Rafael Alberti, Luis Cardoza y Aragón, Louis Althusser y Maximilien Rubel, puntualizó.

Su hija recuerda que cuando Sánchez Vázquez salía de viaje llevaba una maleta con su ropa y otra vacía para llenarla de libros.

Gabriel Vargas, quien fue propuesto por Sánchez Vázquez como enlace entre las autoridades universitarias y la familia, escribió que el profesor emérito nació en Algeciras, Cádiz. En los años 30, en Málaga, inició su interés por la poesía, animado por Emilio Prados. Ahí se afilió a la juventud comunista.

En septiembre de 1936 se incorporó a las fuerzas republicanas y en febrero de 1939, ante la derrota, se vio obligado al exilio. Sánchez Vázquez se acogió a la protección ofrecida por el presidente Lázaro Cárdenas y se embarcó a México en el buque Sinaia.

La fecha para la entrega física del acervo aún está por definir, añadió Aurora Sánchez.

Fuente: La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s