Abogan expertos por incluir la enseñanza de la filosofía en la Constitución capitalina

El objetivo es formar individuos conscientes y críticos que basen su conducta en valores de equidad y justicia La disciplina constituye un antídoto contra violencia, racismo, desigualdad y discriminación.
Investigadores pertenecientes a la comunidad filosófica nacional pretenden que la nueva Constitución de la Ciudad de México garantice una educación con un núcleo, un espacio y un tiempo de enseñanza de la filosofía que permitan la formación de individuos conscientes y críticos que basen su conducta en los valores de la equidad, la justicia, la democracia y la defensa de los derechos humanos.
Académicos de las universidades autónomas Metropolitana (UAM), de la Ciudad de México (UACM), del Estado de México (UAEM) y Nacional de México, así como de la Anáhuac y la Panamericana, entre otras, proponen que al capítulo referido a las características de la educación para la capital se agregue el párrafo siguiente:
“La educación formal e informal de los habitantes de la Ciudad de México deberá tener un alto contenido filosófico que propicie una conciencia en todas las personas sobre su lugar en la sociedad, adoptando una actitud crítica, solidaria y humanista, así como un compromiso con las mejores causas de la ciudad, el país y el mundo”.
En la fundamentación de la propuesta –que en su momento harán llegar a la comisión redactora de la Constitución de la Ciudad de México– los docentes señalan que la elaboración del documento por los diputados constituyentes presenta la oportunidad de mantener los avances que se han adoptado en los reglamentos, como resultado de las múltiples luchas locales en favor de la justicia.
También es una buena ocasión para incorporar innovaciones que permitan una mejor formación de los ciudadanos, lo cual redundaría en una sociedad en la que imperen la justicia y la democracia auténtica.
Por estas razones “consideramos que la filosofía debe ser base fundamental de la educación, tanto en su expresión escolar o académica, como en la extra-académica.
“Proponemos, entonces, una filosofía pública que no renuncia a promover la investigación original y de alto nivel, pero que tampoco lo hace al incorporarse en la formación cultural y educativa de todos los habitantes y en todos los ámbitos de su actividad”.
El grupo de docentes –entre quienes se encuentra el doctor Gabriel Vargas Lozano, profesor del Departamento de Filosofía de la Unidad Iztapalapa de la UAM y presidente de la comisión de enseñanza de la disciplina en la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía (FISP, por sus siglas en francés)– afirma que la “reflexión filosófica” enseñada a los niños desde su más tierna edad mediante metodologías probadas en México y en otros países constituye un antídoto contra formas diversas de violencia, racismo, desigualdad y discriminación que afectan a la sociedad y deben ser objeto de análisis racional en aras de la convivencia.
La filosofía permite a un adolescente comprender mejor la crisis natural del paso de una etapa a otra; adquirir conciencia de sí mismo, y ubicar de manera adecuada los difíciles dilemas que implica la existencia.
Mediante la enseñanza de la filosofía, niños, jóvenes y adultos podrán desarrollar un pensamiento lógico, la capacidad de diálogo y la tolerancia frente a formas diferentes de pensar y actuar.
Los académicos advierten que la filosofía no puede ser en modo alguno adoctrinamiento, sino un apoyo importante para que el individuo pueda lograr claridad respecto de las alternativas que tiene a los problemas individuales y sociales que lo afectan.
Además tiene como núcleo esencial la racionalidad y sus diversas disciplinas: ética, estética, lógica, ontología, teoría del conocimiento, filosofía de la ciencia, la historia, la política, el lenguaje y sus aspectos prácticos que permiten comprender mejor, tanto las causas como las consecuencias de las revoluciones que están cambiando el mundo, entre ellas la digital y la genética.
La educación filosófica debe ser el complemento necesario de una educación científica, pues “no basta conocer cómo funcionan las cosas, sino que se requiere también adoptar la mejor decisión sobre los problemas que enfrentamos”.
Por ejemplo “podemos saber con precisión científica qué son el aborto, la muerte asistida, la clonación, las alteraciones genéticas, pero es el individuo quien tomará decisiones de acuerdo con sus valores y uno de los cometidos principales de la filosofía es reflexionar sobre los valores y los desvalores que rigen la conducta humana”.
No es posible reducir la educación a una instrucción mediante la cual el individuo se prepara para la globalización, “pues bajo este pretexto, completamente injustificado, el gobierno eliminó de un plumazo las disciplinas filosóficas que formaban parte de la educación media superior en 2008 y, aunque se logró revertir la medida, la amenaza se encuentra presente como una tendencia internacional”.
La educación, “con el apoyo de la filosofía, podrá ayudar a crear una concepción sobre el tipo de ciudadanos que queremos formar: una persona desinformada y acrítica o una consciente y crítica que base su conducta en los valores de la equidad, la justicia, la democracia y la defensa de los derechos humanos”.
Entre los firmantes de esta iniciativa están también los doctores Evandro Agazzi, ex presidente de la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía; la doctora Lourdes Vázquez, Vice-Presidenta de la FISP; María del Carmen Rovira, directora del Seminario de filosofía mexicana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; el ex director de esta facultad y presidente de la Asociación Filosófica de México, Ambrosio Velasco Gómez; Juana Juárez Romero, directora de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Iztapalapa de la UAM, y Virginia Aspe Armella, profesora-investigadora de la Universidad Panamericana, entre muchos otros.
El texto es signado también por académicos de las universidades Autónoma de Baja California Sur y Autónoma de Guerrero, así como de la Asociación Mexicana de Profesores de Filosofía de Educación Media Superior A. C. y el Círculo de Estudios de Filosofía Mexicana, entre otras instancias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s