Muere Fausto Vega, el último filósofo del Hiperión

Muere Fausto Vega, abogado y filósofo

φ Colaborador emérito en El Colegio Nacional
φ Adiós al último miembro del grupo Hiperión, expresó Rafael Tovar en su cuenta de Twitter
Periódico La Jornada
Viernes 8 de mayo de 2015, p. 7
El abogado y filósofo veracruzano Fausto Vega falleció este jueves, informó el titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa.
“Adiós a Fausto Vega, último miembro del Grupo Hiperión, distinguido pensador quien fuera administrador del @ColegioNal_mx. Mis condolencias”, escribió en la red social Twitter.
Fausto Vega y Gómez nació en Córdoba, Veracruz, en 1922 y estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en las facultades de Derecho y Filosofía y Letras, y se desempeñó como secretario y administrador (cargos que mantenía de forma emérita) en El Colegio Nacional, institución que también envió sus condolencias a familiares y amigos mediante su cuenta de Twitter.
El filósofo formó parte del grupo Hiperión, en el que participaron Luis Villoro, Emilio Uranga, Jorge Portilla, Joaquín Sánchez McGregor, Salvador Reyes y al que se unió después Leopoldo Zea, alumnos de José Gaos.
El Hiperión tuvo actividad pública de 1948 a 1952. Su presentación tuvo lugar en la primavera de 1948 con un ciclo de conferencias sobre el existencialismo francés, señala el investigador Guillermo Hurtado en el prólogo del libro El Hiperión, para el que seleccionó textos de los integrantes del grupo. El título se publicó en 2006 en la colección Biblioteca del Estudiante Universitario de la UNAM.
Añade que dentro del grupo, que publicaba la mayoría de sus trabajos en la revista Filosofía y Letras de la Facultad de Filosofía y Letras, “había, como es natural, varias diferencias y asimetrías. Zea era el de mayor edad, se acercaba a los 40 años hacia 1950, y ya era, para entonces, un conocido profesor de filosofía. Uranga y Villoro tenían poco menos de 30 años y eran alumnos avanzados y brillantes de la carrera de filosofía. El primero era considerado por sus maestros y por sus condiscípulos como poseedor de un talento excepcional; entre los hiperiones, Uranga era, como recuerda Villoro, primus inter pares. Guerra y Sánchez McGregor eran más jóvenes, apenas pasaban de los 20 años y, aunque excepcionales en muchos sentidos, no tenían aún la formación académica ni la madurez intelectual de los anteriores. Reyes Nevares y Vega, amigos y coetáneos de Uranga, estaban inscritos en la Facultad de Derecho y su trabajo estaba más cerca del ensayo que de la filosofía profesional. Portilla ya pasaba de los 30 años y no puede medírsele con parámetros académicos: era un hombre inteligente, carismático y atormentado”.
El grupo se disolvió en 1953.
Fausto Vega y Gómez. Imagen difundida por El Colegio Nacional.
Fausto Vega y Gómez. Imagen difundida por El Colegio Nacional.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s