1883: Inicia la vida de Antonio Caso, mexicano defensor del pluralismo ideológico

el
UN DÍA COMO HOY…
  • El filósofo y abogado mexicano Antonio Caso Andrade, quien es recordado hoy a 130 años de su nacimiento, fue defensor de la libertad de cátedra y la autonomía universitaria, así como del pluralismo ideológico.
Otro de sus méritos fue enseñar las más diversas corrientes filosóficas y fomentar el conocimiento con base en las circunstancias nacionales, destaca un artículo publicado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Antonio Caso nació el 19 de diciembre de 1883 en la ciudad de México, realizando sus estudios en la escuela Nacional Preparatoria y en la Nacional de Jurisprudencia, recibiéndose de licenciado en derecho.
En 1906, el pensador fundó la revista “Savia Moderna”, al lado de un grupo de escritores de la época; un año más tarde fue fundador del Ateneo de la Juventud, grupo que buscó combatir las limitaciones de la corriente positivista en México.
Al Ateneo se integrarían después el escritor Alfonso Reyes (1889- 1959) y abogado y político José Vasconcelos (1882-1959). El grupo se disolvió en 1914.
Antes, en 1910, Caso se convirtió en secretario de la máxima casa de estudios, y en 1915, ya como director de la Escuela Nacional Preparatoria, adoptó un plan de estudios con las humanidades como materias obligatorias.
Durante tres años estuvo a cargo de la Rectoría de la UNAM y fue director de la Facultad de Filosofía y Letras en varias ocasiones.
En sus años como profesor fue el primero en dar a conocer el intuicionismo filosófico del francés Henri-Louis Bergson (1859-1941), la tesis del alemán Oswald Spengle (1880-1936); la fenomenología de Gustav Albrecht Husserl (1859-1938) y el existencialismo e historicismo de Wilhelm Dilthey (1833-1911), destaca por su parte una biografía de El Colegio Nacional de México.
En 1920, Antonio Caso viajó como embajador extraordinario a algunos países de Latinoamérica, donde las universidades de La Habana, Lima, Guatemala, Buenos Aires y Río de Janeiro le otorgaron doctorados Honoris Causa.
El filósofo fue además miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y uno de los fundadores de El Colegio Nacional.
Entre los trabajos en los que plasmó sus ideas se encuentran “La filosofía de la intuición”, “Problemas filosóficos”, “Discursos a la nación mexicana” y “México: apuntamientos de cultura patria”, entre otros.
Antonio Caso falleció el 6 de marzo de 1946, en la misma ciudad que lo vio nacer.
Fuente: El Siglo de Torreón 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s